Para qué el día del trabajo

El día del trabajo viene de una larga historia que vamos a resumir para ti en este post,

A lo largo de la historia de la humanidad, los movimientos de los trabajadores en el mundo han reflejado las necesidades y carencias a los que gran parte de las sociedades han sido sujetas bajo regímenes esclavistas, feudales o patronales.

Después de la Revolución Industrial las malas condiciones de trabajo y vida de la clase obrera se exacerban: explotación laboral, remuneraciones ínfimas y precarias, condiciones de trabajo insalubres, horarios interminables y pagos a destajo, trabajo infantil y femenino subpagado, entre otras calamidades.

Es en este contexto que durante el siglo XIX el movimiento obrero cobra mayor relevancia, manifestándose con notorio vigor y presencia en los Estados Unidos, considerando la importancia que se otorgó a la industrialización como base de su desarrollo económico capitalista. Se cuenta que fueron albañiles y los carpinteros quienes fueron los precursores de la lucha obrera.

La contienda obrera se dio en diversos ámbitos y lugares, sin embargo, destacan los sangrientos sucesos que culminaron con la tragedia de Chicago, iniciada en mayo de 1886 y finalizada con el ahorcamiento de varios dirigentes sindicales anarquistas el 11 de noviembre de 1887, que desde entonces son conocidos mundialmente como los Mártires de Chicago. A ellos se debe que la clase trabajadora, después de muchas luchas, disfrute ahora de la jornada máxima de labores de 8 horas.

Las organizaciones laborales de muchos países refrendaron el 1 de mayo como día internacional de la defensa de los derechos laborales y como una jornada de lucha, en la que se expresan demandas como lo fue en su momento la reducción de la jornada laboral a ocho horas, la indemnización por accidentes laborales, la desaparición del trabajo infantil, la reglamentación del trabajo femenil, así como condiciones dignas y seguras de trabajo y el descanso dominical.

En México, durante la Revolución Mexicana, la Casa del Obrero Mundial, unificó a varias organizaciones obreras. Sus afiliados decidieron conmemorar públicamente el 1º de mayo como día internacional del trabajo a partir de 1913.

Al paso del tiempo, la conmemoración del 1º de mayo se convirtió en una celebración tradicional, que pone de manifiesto, que la lucha por mejorar las condiciones laborales de los trabajadores sigue vigente.

Los logros obtenidos al paso del tiempo por la clase trabajadora:

  • Jornada máxima de ocho horas diarias.
  • Jornada máxima de siete horas para el trabajo nocturno.
  • Prohibición de labores insalubres o peligrosas.
  • Prohibición para emplear a menores de 14 años.
  • La jornada máxima de trabajo será de seis horas diarias para los jóvenes que rebasan los 14 años y sean menores de 16.
  • El goce de, por lo menos, un día de descanso por seis de trabajo.
  • Protección especial para la trabajadora embarazada.
  • A trabajo igual debe corresponder salario igual, sin considerar sexo ni nacionalidad.
  • El establecimiento de una comisión nacional integrada por representantes de los trabajadores, del gobierno para fijar los salarios mínimos.
  • Los salarios mínimos deben ser suficientes para satisfacer la necesidades básicas de un jefe de familia en lo material, social y cultural.
  • El salario mínimo debe quedar libre de embargo, compensaciones o descuentos.
  • Los trabajadores tienen derecho a un reparto de utilidades de la empresa.
  • El trabajo extraordinario, fuera del horario establecido, debe pagarse a doble sueldo.
  • Las empresas tienen la obligación de capacitar a sus trabajadores.
  • Las instalaciones del centro de trabajo deben ser higiénicas, seguras y preventivas.
  • Derecho de huelga de los trabajadores.
  • Trabajadores y empresarios tienen derecho a agruparse en defensa de sus intereses, es decir, a formar sindicatos.

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *